Como eliminar las espinillas del rostro y reducir su aparición

eliminar espinillas

Como eliminar las espinillas del rostro y reducir su aparición

¿Quieres lucir un rostro libre de espinillas y no sabes cómo? ¿Consideras que son antiestéticas y quieres eliminarlas de una vez por todas? No te preocupes, estás en el sitio correcto; aquí encontrarás los remedios que necesitas para deshacerte de ellas.

La aparición de espinillas puede deberse a diversos factores como es el estrés, la alimentación, los cambios hormonales, etc.; pero es factor común que la misma tenga lugar en pieles con tendencia mixta y grasa. Habitualmente, nuestra piel se encuentra protegida e hidratada por el sebo que producen nuestras glándulas sebáceas. Estas glándulas  se encuentran en los poros de nuestra piel.

¿Y por qué son más propensas a tener espinillas las pieles mixtas y grasas? Pues porque en este tipo de pieles se producen mayor cantidad de sebo que en las pieles secas. El exceso de sebo obstruye los poros y evita que este aceite natural salga al exterior para cumplir su función. Esta obstrucción es la que da lugar a la aparición de las espinillas.

Sin embargo, este problema no se da exclusivamente en las pieles mixtas y grasas, ya que a lo anterior hay que añadir la acumulación de células muertas. Por tanto, se puede dar también en pieles secas. Nuestra piel se regenera una vez al mes aproximadamente. Así, las células de la capa más superficial de la piel mueren y éstas son sustituidas por otras nuevas. Si no las eliminamos de forma correcta, terminarán obstruyendo también los poros y favorecerán la aparición de espinillas.

Teniendo en cuenta estas causas, te voy a facilitar a continuación los pasos que debes seguir para evitarlas y eliminarlas por completo o, al menos, en gran parte. No dejes de leer estos consejos.

1. Limpia tu piel

Sé que puede sonar muy repetido y que ya lo he comentado en otro post, pero la limpieza es un paso muy importante que no debemos saltar (más de lo que muchas creemos). Es indispensable crear un hábito saludable para acostumbrarnos a limpiar nuestro rostro, al menos, dos veces al día; una vez por la mañana y otra por la noche. Al mantener tu cara limpia, evitas la aparición de nuevas lesiones al impedir que se formen cúmulos de grasa y de células muertas.

En el caso de que tengas una piel grasa que tienda a tener bastantes espinillas, te aconsejo que no utilices un gel limpiador que contengan algún tipo de aceite; sería más conveniente utilizar un limpiador a base de agua. Uno de los que puedes encontrar en el Arcón de la Reina es el gel limpiador facial Purifiying de KUESHI.

Aunque sea algo impulsivo, evita apretar esa espinilla directamente con los dedos. Puede parecer que drenas todo su contenido y que ese poro ya se encuentra limpio; pero la verdad es que corres el riesgo de crear cicatrices que queden marcadas para siempre. Ten en cuenta que puedes ejercer demasiada presión en la zona o hacerte daño si utilizas objetos innecesarios como unas pinzas por ejemplo.

En lugar de lo anterior, evita tocar esa espinilla que te está volviendo loca y comienza con la limpieza para seguir con los pasos que te voy a indicar a continuación.

2. Utiliza vapor de agua para abrir los poros

Puede decirse que este es el truco más efectivo para eliminar de forma rápida las espinillas. Así, en menos tiempo de lo esperado, podrás lucir una piel lisa y sin imperfecciones.

Con el vapor de agua lo que consigues es abrir los poros y, con ello, facilitas que la acumulación de grasa y de células muertas salga del poro que estaba obstruyendo.

Para ello, coge una olla con agua hasta la mitad y ponla en el fuego. Retírala justo antes de alcanzar el punto de ebullición. Con cuidado de no quemarte, coloca la olla en una superficie plana como una mesa por ejemplo. También puedes colocar entre la mesa y la olla una tabla de madera de cocina, por ejemplo, para evitar que el calor de la olla dañe la mesa o lo que tengamos colocado sobre ella.

A continuación, cubre tu cabeza con una toalla y acércate a la olla. Evita estar demasiado cerca pues podrías quemarte con el vapor de agua. No te preocupes por no estar demasiado cerca, tu rostro se impregnará de vapor igualmente. Mantente en esta posición unos cinco minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, nuestros poros se habrán abierto completamente y se limpiarán en profundidad.

Para que el proceso sea más ameno, podéis añadir al agua unas gotitas de aceites esenciales que encontraréis en nuestra página. Con ello, conseguiréis dar un ambiente floral al tratamiento, por ejemplo, si utilizáis el aceite esencial de rosas o el de lavanda. Si preferís un ambiente más cítrico, podéis utilizar el de limón o naranja. También tenéis olores más dulces… Para gustos, ¡los colores!

3. Exfolia tu rostro

Ahora que con la ayuda del vapor hemos abierto los poros, podemos eliminar las células muertas aplicando un gel o una loción exfoliante en nuestro rostro. Con este paso, terminaremos de eliminar las espinillas que quedaban y acabaremos con la grasa que teníamos acumulada en la zona.

Siguiendo la línea del producto anterior que os he recomendado, podéis utilizar el gel exfoliante facial Purifiying Scrub de KUESHI. Al igual que el gel limpiador, está compuesto a base de agua y no contiene aceites. Además, al contener áloe vera, que es un poderoso cicatrizante natural, nos ayudará a cerrar posteriormente los poros y a cicatrizar esas pequeñas heridas que pudiéramos tener. Por supuesto, son ingredientes 100% naturales.

Siempre puedes elaborar tu propio exfoliante natural en casa. Aquí te dejo un enlace de una página donde te explican cómo hacer algunos de ellos. ¡Es muy interesante!

Hay que tener en cuenta que, si tienes una piel muy sensible o acneica, este paso debes realizarlo con mucho cuidado. Si es necesario consulta a tu dermatólogo. Procura no exfoliar tu piel con demasiada fuerza, aunque esto es bueno hacerlo también en pieles normales. Realiza la exfoliación de forma suave y masajea sobre todo la zona T que es donde más suelen acumularse las espinillas. Aplica masajes circulares y luego aclara con agua fría para terminar de cerrar los poros.

Como ya dije en otro post, es recomendable que exfolies tu piel una vez a la semana. Así luces un cutis más bonito y con menos impurezas. Aunque ya sabes que si tienes una piel demasiado sensible o acneica, antes debes consultar a tu médico.

4. Tonifica tu piel

Después de la exfoliación, es muy importante utilizar un tónico astringente para reducir la aparición de infecciones. Puedo recomendarte el tónico facial astringente Pure&Clean de KUESHI. Su uso es muy importante sobre todo para pieles con tendencia grasa.

5. Hidrata tu piel

 Por último, hidrata tu piel con una crema SPF 15 para el día y con un sérum y una crema regeneradora para la noche. En el post sobre la BB Cream expliqué en mayor profundidad los pasos a seguir y qué productos aplicar en caso de tener piel seca. Pero si te surgen preguntas no dudes en consultarnos. Te responderemos lo antes posible.

¡Hasta aquí el post de hoy! Si quieres que subamos algún post en concreto puedes enviarnos tu sugerencia y encantados trabajaremos sobre ello. Procuraremos ofrecer posts de calidad con toda la información que necesitas para realizar tus tratamientos. También puedes suscribirte a nuestro blog para recibir por correo las publicaciones que vayamos haciendo.

¡Muchas gracias por haber llegado hasta aquí y nos vemos pronto!

cosmetica natural

Share this post


WhatsApp chat